Piso de hule.

El hule es un material extremadamente noble, funciona para crear muchas cosas, su resistencia es óptima para crear distintos productos, entre ellos del que vamos a hablar en esta entrada: el piso de hule.

Piso de hule

El piso de hule se compone básicamente de láminas cuadradas o rectangulares que embonan entre sí para formar una superficie homogénea, en ocasiones vienen en rollos plegables para su colocación directa, estos pueden colocarse en interiores o en exteriores, sin importar el tipo de terreno.

El grosor de estas láminas varía entre 1 mm y 4 mm, por lo que puedes combinar diversos tipos de este piso en tu diseño sin que este sobresalga creando bordes peligrosos.

En realidad es un gran material ya que soporta grandes volúmenes de tránsito. Es especial para el uso rudo y además reduce el ruido. El paso sobre este material es agradable, y gracias a la tecnología, la calidad ha mejorado y existe una gran cantidad de texturas, diseños y colores.

Otra característica que hace de este material una excelente opción, es que es un gran amortiguador, es decir, tu paso es más suave, por lo que se reduce el trauma del golpe en las piernas y en la espalda; un gran alivio, en especial si este se coloca en gimnasios o en lugares de juegos.

Este material es sumamente flexible y se adapta a la perfección a cualquier tipo de terreno, se puede fabricar en varios colores, formas, grosores y texturas, lo que lo hace ideal para varios espacios, como áreas infantiles en restaurantes, en escuelas, gimnasios o en zonas al aire libre, como gimnasios urbanos y zonas de juego en parques.

Por su composición, el hule es completamente reciclable, directamente se pueden crear objetos reutilizando la placa del piso sin procesar, o se puede ocupar como materia prima para diversos productos, como pelotas, láminas de piso, y algunos tipos de mobiliario.

En los parques infantiles, el piso de hule es un éxito asegurado, pues los colores y la textura son ideales para dar un toque divertido y seguro a este lugar. Muchos diseñadores urbanos han optado por esta opción para embellecer los espacios que antes estaban abandonados y así convertirlos en una fuente de diversión y de recreo para los habitantes de la ciudad.

A continuación te mostraremos los beneficios de colocar este tipo de piso en espacios infantiles y públicos:

  1. Resistencia. Los pisos de hule, además de ser resistentes al uso rudo, a los golpes y a los embates del clima, son una superficie antideslizante, lo que es un plus en las áreas infantiles, en donde la actividad no puede detenerse, este es un punto extra también para las áreas de aire libre pues en muchas ocasiones se presentan accidentes o fuertes caídas por una textura lisa en el piso.

Estos pisos son también muy elásticos, por lo que pueden adaptarse a varios espacios, además de que su instalación es verdaderamente sencilla, pues no tendrás que retirar el piso pasado para colocarlo.

  1. Estilo. Los colores brillantes son de las cosas favoritas de los niños, un lugar con estas características llamará su atención, además son muy estimulantes por lo que se sentirán en un ambiente propio para ellos. Los pisos de hule tiene una amplia gama de colores y de texturas, con los que la decoración del espacio destinado a ellos, será un éxito.

  1. Ruido. El hule además es un excelente material, pues su capacidad de absorción de ruido es superior a la de otros materiales como pisos laminados o concreto. Es adecuado para espacios abiertos como cerrados, en donde el control de decibeles es más estricto; así los niños podrán correr y gritar con mayor libertad.

  1. Mantenimiento. El mantenimiento es verdaderamente sencillo, pues el hule resiste a la perfección los rayones causados por el calzado, sólo basta utilizar detergente y agua, y listo, retirar los escombros es importante para asegurar que el piso no sufra rayones más difíciles de quitar y que restan estética a este. Una limpieza profunda cada doce días garantiza que no se acumule humedad o ácaros.

  1. Temperatura. Una de las grandes ventajas de este tipo de pisos, es que conservan perfectamente el calor sin llegar a grados extremos, conserva un temperatura agradable en el ambiente y se puede pisar descalzo sin problemas, también es anti estático, lo cual es una gran ventaja en los hospitales o en fábricas en donde se manejan sustancias corrosivas, materiales flamables y aparatos eléctricos.

Hay varios tipos de piso de hule, los cuales te describiremos a continuación:

Linóleo: Estos son fabricados con aceite de linaza, masilla orgánica, minerales y fibras de madera, lo cual lo hace un piso de características muy elásticas, es súper resistente, permeable y antiderrapante. También evita la formación de microbios, no conserva partes de humedad y es un excelente aislante térmico y acústico.

Vinil: Fabricados con PVC y otros componentes, los cuales dependen del aspecto y de la textura que se quiera lograr con el piso. Son muy flexibles, resistentes, y se consideran ideales para cuartos de juego, gimnasios o parques.

Caucho: Son flexibles, súper resistentes, son excelentes aislantes térmicos y acústicos, su textura puede ser firme o lisa, con o sin propiedades antiderrapantes. Puedes encontrarlos en varios colores y grabados, son ideales para interiores, en donde el contacto con el clima no afecte el tránsito sobre este.

En Qvic tenemos la mejor calidad en piso de hule del mercado, en nuestro catálogo encontrarás una gran variedad de colores, texturas y diseños con los que podrás crear un espacio único.